Creatividad, la capacidad innata del ser humano.

1707SB_colormateria01

Yo me crié en un humilde barrio de una ciudad-dormitorio en los alrededores de Madrid. Recuerdo mi infancia rodeada de amigos y bancos de parque. Ninguno teníamos mucho, la mayoría casi nada, pero era increíble la capacidad creativa que poseíamos. La gran mayoría pintaba o dibujaba, casi todos sabían tocar algún instrumento (auto aprendido normalmente) y buscábamos música fuera de lo comercial pasándonos los casetes de unos a otros, como se hacían las cosas antes, que no es que fueran mejores ni peores, pero la verdad es que eran auténticas.

Mis mejores amigos actuales son los mismos de la niñez y la adolescencia y muchos siguen teniendo profesiones o actividades creativas. Y yo me pregunto, ¿de dónde nace esa necesidad de crear? ¿cómo es posible que sin escuela, sin oportunidades, sin “padrino” y en la más absoluta sencillez fuéramos capaces de ser tan originales? Con los años, la vida te lleva a aceptar trabajos que a lo mejor no habrías soñado para pagar facturas, es más, hoy en día lo raro es no aceptar cualquier trabajo según están las cosas. Y todo esto me lleva a una reflexión: la capacidad creativa, esa necesidad de crear, viene innata en el ser humano. Cuando no estamos dirigidos a ser algo en particular, cuando no te exigen nada, cuando eres natural y haces las cosas por pasión y no porque es lo que se espera de ti, entonces es cuando realmente creamos. Es cuando logramos esas melodías, esas composiciones o colores, eso que no se parece a nada y lo es todo de ti.

El otro día, colocando cajas antiguas del trastero encontré dibujos, pinturas y cuentos de mi adolescencia. Cuando todo era tan importante y a la vez tan efímero. Y, madre mía, fue un choque mágico conmigo misma, qué buenos son, sin ser correctos, son muy buenos. Y qué libre era… y entonces vuelvo sobre mi misma y pienso: ¿y porqué ahora no me considero libre? ¿cómo hemos perdido esa originalidad? ¿cuándo?.

No paro de replanteármelo todo. ¡Antes tenía las cosas tan claras! ¿cómo volver a creer sin miedo? y después me digo, poco a poco, al menos hemos encontrado las baldosas amarillas de nuevo…..

No te rindas nunca, sigue trabajando y creyendo en ti, siempre merece la pena.

Os dejo un vídeo que me ha pasado un buen amigo hoy “I Wish I Knew How It Would Feel to Be Free”. A disfrutar…

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. AnalíaEG dice:

    Helena, tú siempre has sido y serás una persona extraordinaria, y muy creativa. No hay más que ver tus blogs. Me ha encantado esta entrada sobre los bancos de nuestro parque :):) Un abrazo muy grande

    1. colormateria dice:

      Mil gracias Analía! Tú sí que eres extraordinaria 🙂
      muchos besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s